martes, 18 de enero de 2011

Iván Wielikosielek



Iván Wielikosielek
nació en Ballesteros (provincia de Córdoba) en 1971 y actualmente vive en Villa María. En 2008 editó "Cotidianos funerales en la Tierra", libro que recopila 14 poemas escritos a lo largo de diez años. Los textos seleccionados especialmente por el autor para este blog eran inéditos.







.Masitas.
Mi madre muerde masitas frente al televisor
y se babea su saquito de lana

Y disemina miguitas en su pecho
como semillas en un surco recién tejido

Mi madre ha hecho de su vida un cine personal
y de su muerte un acontecimiento lejano

como si fuera un raro film que quizás den algún día
pero que de todas formas no espera

¿Qué sabe la muerte de cine?
¿Qué sabe la muerte de Omar Sharif o las pirámides?

Y a ella sólo le interesan las películas de amor eterno
y los documentales sobre la inmortalidad del alma

Mi madre muerde masitas frente al televisor
y disemina miguitas en su pecho

Y el polvo vuelve a ser polvo
en la pradera pobre de su regazo


* - * - * - * - * - *


.Naturaleza muerta con un limón.
Una mañana de otoño estuve descorazonado
viendo el brillo de un limón en el frutero

Mi vida estaba vacía y a nadie tenía en el mundo
viendo el brillo de un limón en el frutero

Soñaba con un hogar futuro desde una casa abandonada
con todas las mujeres perdidas desde un motel vacío
con todas las ciudades lejanas desde una estación clausurada
viendo el brillo de un limón en el frutero

Desde esa mañana hasta hoy nada ha cambiado en mi vida
pero ya no sueño con hogares o mujeres o ciudades
viendo el brillo de un limón en el frutero

Me pregunto si me habré resignado a esta soledad sin años
a esta ciudad sin mar
a este hogar sin risas de mujer
o si acaso me habré vuelto más sabio más imbécil o más cobarde
lo cierto es que ya no tengo fuerzas para intentar salir
viendo el brillo de un limón en el frutero

Fogonazo de conciencia que no salva ni consuela
escribo sobre la imposibilidad de todas mis vidas posibles
sabiendo que soy como esta naturaleza muerta:
colección y recolección de un fruto amargo que se pudre
mientras se piensa abandonado en una mesa.



* - * - * - * - * - *


.Siega.
Como espigadores recogiendo semillas en el campo
tres chicos juntan confites de la calle

esas pastillas de colores
que siembran los basureros de mañana

y que siegan las almas sin pan
al caer la tarde.