martes, 11 de septiembre de 2012

Charlie Suárez

¡SALUDOS LECTORES!

Soy Charlie Suárez, nací en Mar del Plata, el 16 de febrero del '85 y odio las autobiografías.
Dibujo y escribo desde que tengo recuerdos. Cuando empecé a dibujar era muy chico, tengo imágenes de mis padres, amigos de ellos y familiares a mí alrededor viéndome hacer “mi gracia” sobre un papel y diciendo cosas chistosas como "el artista de la casa" o "este chico está inspirado/poseído". También me acuerdo que tenía un cuaderno donde escribí mis primeros y espantosos cuentos de terror (lo de espantoso no es precisamente por el género) que hace poco encontré y me reí mucho. Si, disfruto reírme de mí.
Luego, con el tiempo, me fui perfeccionando y estudié varias cosas, entre ellas diseño gráfico y fotografía.
Publiqué mis textos en antologías y un poemario de manera independiente.
Una de las cosas que amo últimamente es maquetar cuentos infantiles, escribirlos, ilustrarlos y encargarme también del diseño.
Me gusta la naturaleza y no podría vivir sin arte.





Rayos .
pude cambiar los tonos
pude volver a cuando los colores eran otros. 

estaba en esa casa
y las flores del papel tapiz
comenzaron a moverse
se balanceaban armoniosamente
todas hacia el mismo lado y volvían a sus lugares
fue genial verlas
fue un descubrir emocional.

pude haberme golpeado la cabeza con el espejo
y que los cristales incrustados en mi frente sean la corona
y ser un rey
el Rey de Cristal y Sangre
en mi reino de vacío
y mis pies en la madera del piso
rodeado
de serpientes de cadenas
de ciegos con su mascaras

pude caer

pero
elegí
encomendarme al universo

 luego me sumergí  a las profundidades del océano
no podía respirar
pero un pez amarillo y con lunares blancos,
comenzó a girar a mi alrededor
y luego se metió por uno de mis ojos, el derecho
y así recuperé el aire
sintiéndolo nadar en el gris de mi cerebro.

pude ser el pez canario en la jaula del cráneo de Tánatos
pero elegí cambiar los colores del tiempo.

pude ver los rayos
invadiendo el azul profundo. 




. Dar .
Hoy
bajo este cielo
de viento helado, fantasmas y neblina
le entrego al universo, mi vida

mi vida entera
convertida, transformada
vivida,
en poesía.


Mi vida
que es un barco
que a veces pierde el rumbo
sin control y a la deriva
de tormenta en tormenta
de electricidad en electricidad.


Dar
darlo todo
encomendarlo todo

todo al universo, todo a la luz
somos barcos


                       barcos de luz
                                     flotando
                                          en el cielo.





. No .
No, no
ya no quiero ser animal
ni vegetal
no quiero especie
ni estirpe
me voy a ir de la cuidad, para siempre

no quiero ser ningún color
no quiero representar algo,
que actúen los otros

que se vayan volando
a la nada
y se choquen con la nada.

todo se lastima fácilmente
los ojos de mis manos segregan su pus
bebida por hadas ciegas y cornudas
con sus bocas partidas

es lo que siento
no me importa el escaso decoro en mis palabras
podes horrorizarte
y volver a comer mierda en un instante

estás en todo tu derecho.



. Oración .
quisiera empaparme de la sabiduría del mundo

quisiera que vinieses a mi esta noche
que tu orilla llegue a mis pies y los moje
y las estrellas se hagan presentes, allá en lo alto
al igual que los dioses y extraterrestres y dragones
ángeles, dinosaurios y monstruos, que con su ternura
me invadan
y que no haga frío aunque frío hiciese

que la ultima ola me salpique de vida
hoy que me falta toda la risa

que la Virgen de los dolores me cubra con su manto negro
cuando no haya esperanzas, para nadie